relatos/Videojuegos

La pirámide reptil (Camino arenoso y Reloj de arena)

Argumento de un videojuego que hice para clase:

La pirámide reptil: Camino arenoso

Llegas a casa y desempaquetas tu compra más reciente. El increíble juego con realistas gráficos 2D “La pirámide reptil”. Mientras esperas que cargue vas a la cocina a por un refresco, con la mala suerte de que al volver un ruido te asusta y se te cae encima del teclado provocando un cortocircuito que abre una brecha en el espacio tiempo y eres absorbido por la pantalla.

En cuanto despiertas, unos reptiles humanoides te amenazan apuntándote con sus lanzas y te llevan preso al interior de una pirámide. Allí te dejan tirado en una celda con la siniestra frase “Feliz eternidad”.

A partir de aquí tu misión es avanzar en la única dirección posible, hacia el centro de la pirámide. Y esperar que allí encuentres como escapar y volver a tu mundo. Para ello se nos muestra un tablero de 50 casillas. Cada casilla supondrá un pequeño reto o puzle (del tipo que puedes encontrar en una aventura gráfica pero simplificados, unir tres partes para conseguir una pieza que debes colocar para que funcione un sistema de poleas, trasvasar agua entre canales para mostrar la salida, etc) que te enseñará algo del mundo egipcio y que normalmente irá acompañado de un nonograma que deberás resolver con un máximo de 3 errores. Si lo consigues descubrirás la traducción en español de un símbolo de la pirámide (la traducción será una letra del alfabeto o número).

En cuanto llegues a la cámara central de la pirámide tendrás delante de ti una puerta con una inscripción. Para entrar deberás traducir la inscripción con la ayuda de los símbolos que has descifrado en los nonogramas. Si no puedes deberás volver a resolver casillas anteriores y sus puzles.

Una vez consigas entrar, te darás cuenta de que la pirámide es una nave espacial reptiliana y que la cámara central es su puente de mando. Mediante un puzle más difícil conseguirás activar los motores y saldrás volando. Finalmente llegarás a la Tierra tras atravesar el espacio y aterrizarás en Egipto. La buena noticia es que estás en tu planeta, la mala que el reloj de la nave marca el 3000 AC aproximadamente.

A partir de aquí has de jugar a la segunda parte para resolver el misterio.

 

La pirámide reptil: Reloj de arena

En cuanto sales de tu pirámide, pues no es la única, unas personas te llevan a un templo donde te veneran como un dios. El problema es que te obligan a hacer rituales esotéricos con plantas y substancias de cuestionables efectos secundarios. En uno de los sueños provocados por esos rituales tienes una visión, la nave tiene un artefacto que permite devolverte a tu tiempo. De esta manera entiendes que la única forma consiste en escapar del templo, volver a la pirámide, ejecutar el dispositivo temporal para volver a la actualidad y entonces prevenirte de cometer la estupidez que lo inició todo.

En este juego la aventura se hace más complicada pero en definitiva el esquema sigue siendo el mismo. Has de escapar del templo a través de unas salas o casillas, resolviendo puzles, aprendiendo y descifrando el alfabeto egipcio para resolver la inscripción que te permitirá salir de allí y volver a la pirámide. Una vez lo consigues accionas el dispositivo temporal mediante el puzle más difícil y vuelves a 1987 justo en el momento en que tu yo del presente entra a la habitación con el refresco. Entonces gritas “¡Cuidado!”, le asustas, vierte el líquido en el teclado y provoca el cortocircuito que le manda dentro del juego. Pero qué más da, tú ya estás en casa.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s