Sin categoría

Sr. Rajoy, no se ría de mi padre

Hoy he recibido un correo electrónico de mi padre y me he horrorizado cuando he leído la palabra “haber” donde debería haber escrito un “a ver”. A raíz de esa palabra me he puesto pensar en él y en su vida.

Mi padre nació en una zona rural dedicada a la agricultura y la ganadería y siendo aún muy pequeño fue enviado a un colegio interno para obtener una educación. Pese a los esfuerzos de la familia, mi padre tuvo que empezar a trabajar siendo menor y jamás obtuvo unos estudios superiores. Finalmente, con veintitantos años entró en la fábrica en la que aún trabaja a día de hoy. Gracias a su esfuerzo, la experiencia que iba adquiriendo y pese a que no tenía unos estudios que lo abalaran, acabó siendo jefe de un pequeño equipo.

Actualmente mi padre trabaja más de doce horas al día. Esas horas de más las hace, en parte para suplir su falta de conocimientos y también porque su puesto de trabajo se lo exige desde hace tiempo. Mi padre va a trabajar (con una hernia, con dolores de espalda y enfermo si se da el caso) todos los días de la semana y muchos festivos también pese a no cobrar esas horas extras. Lo ha de hacer porque si falla le pueden despedir y contratar a alguien que sí tenga unos conocimientos técnicos más apropiados, porque no puede permitirse el lujo de perder el trabajo que paga los estudios de mi hermana y los míos; unos estudios que él no tuvo.

Por todo esto, le ruego señor Rajoy, no se ría de la educación, que es nuestro futuro, no se ría de mi padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s